Nada ( sinónimo de mucho)

Pienso que…recogiendo el guante de mi lectora mejicana, Paty Rogel, de comentar algunas obras literarias, que considero interesantes, empiezo por la primera que supone mucho, muchísimo, en diversos sentidos, a pesar de que su título intente llevarme la contraria: “Nada”.

Eso sí, apreciada Paty, siento no haber sido capaz de contener el impulso de realizar una diminuta bordadura en el guante: “Imposible pedirle a un escritor que no escriba”, tal y como me pediste que hiciera al recomendar mis lecturas.


Nada, sí, Nada, y muy pocas veces, una novela es capaz de apresar la acepción de una  palabra para dejarla caer, con suma maestría, en su extremo opuesto.

Nada, se ha calificado como un prodigio de la creación artística, y, desde el rincón de mi púlpito, me atrevo a corroborar a gritos tal calificación, con la entonación firme y convincente que debió llevar a una joven Carmen Laforet a crear tal preciosa criatura artística.

No pretendo desvelar nada de Nada, más que nada, para no arriesgarme a alejar a un potencial lector, con mis poco, o nada, acertados comentarios de esta obra maestra.

Solo diré de ella, que más allá de ganar el primer Premio Nadal, y de reflejar con estilo propio la sociedad y el realismo existencial de los años cuarenta, con el marcado acento feminista de una mujer femenina, su obra ha sido frecuente fuente de inspiración, e incluso de semilla literaria de otras obras, como la “Guía de lectura de Nada” del escritor Joan Estruch. Y esta capacidad inusual, de sembrar letras con letras, cuando estas últimas envejecen por el devenir del tiempo, la pérdida de la memoria, o el flirteo que mantienen papel y papiro con los años, es una cualidad solo atribuible a dioses de la saga Quijote, Principito, y pocos más.

Si hubiera tenido la dicha de poder dar las gracias a Carmen Laforet en persona por haber escrito Nada, le habría puesto de inmediato mi dedo índice en sus labios para impedirle pronunciar su cortés respuesta, evitando que el sonido minúsculo de una ene empañara el tituló de una novela escrita con y en, ene mayúscula.

¿Y tú, qué piensas?

CompARTE ESTE ARTÍCULO

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies