sinónimos desmadrados_3

Sinónimos desmadrados

Pienso que…es una tentación no exclusiva de los escritores jugar con las palabras hasta forzarlas para ver en ellas el sentido que más nos conviene, nos satisface o incluso nos protege de su propio significado.

Empezaremos con las palabras Y si…, y para ello la juntaremos en una como si quisiésemos crear una nueva palabra compuesta: ysi.

No es  demasiado difícil escuchar o leer la cantidad de sinónimos que se está dando a estos sintagmas, tales como: …ysi yo hubiera gobernado lo habría hecho mucho mejor que ustedes, es decir, ysi como sinónimo de competente; …ysi yo hubiera estado en la oposición habría tenido un sentido de la responsabilidad de la que ustedes carecen, es decir, ysi como sinónimo de generosidad, responsabilidad, o incluso empatía; …ysi yo hubiese gestionado esta situación con autonomía en vez de hacerlo ustedes, habría menos muertos o más vivos de los que ustedes alardean, es decir, ysi como sinónimo de eficiencia o de gestión competente. Es fácil, o como dicen los ingleses, easy, darse cuenta de como aquí el sinónimo de ysi ha ido recorriendo los cuatro puntos cardinales con la alegría del conductor de una Volswagen de los sesenta.

Vamos por el siguiente, de nuevo con esta intención compositora: fasetres.

Te invito a salir a dar un paseo, y no para ir a cazar pokémons, sino para  encontrar formas vivientes con el contenido sinonímico de esta nueva palabreja: la fasetres me faculta a ir al bar a tomar unas cañas con los colegas sin tener que llevar mascarilla, sinónimo de irresponsabilidad; la fasetres me permite ir a la playa y olvidarme de las distancias mínimas de seguridad porque la sal del mar lo mata todo, sinónimo de ignorancia playera; la fasetres me permite llevar la mascarilla por debajo de los labios, marcando tendencia, a la vez que evitarme la sanción que conlleva el no llevarla puesta, sinónimo parecido al anterior con una generosa cucharada de mentecato y un par de azúcar.

El covid: y por tanto: elcovid, (cuidado con hacer algo muy nuestro como comerse la última letra, no vaya a ser que hagamos cabrear la mascota olímpica)

Elcovid este lo han traído los chinos para jodernos a todos y sobre todo a los americanos, es decir, elcovid como sinónimo de haraquiri  comercial o pato laqueado mal guisado; elcovid lo han fabricado en un laboratorio para ahorrarse la paga de los pensionistas, es decir, elcovid como medida de  ahorro macroeconómica ; elcovid es una obra de Dios  para castigarnos por el abandono de la moralidad cristiana, es decir, elcovid como sinónimo de penitencia o mortificación liberadora de almas; elcovid lo ha provocado el planeta para defenderse del maltrato que le estamos dando, es decir, elcovid como sinónimo de venganza a lo ley del talión.

La crisis, la última unión de palabras: lacrisis.

Lacrisis que viene va a ser mucho peor que la anterior, es decir, lacrisis como sinónimo de hecatombe pesimista; lacrisis va a hacer incrementar la pobreza del mundo como nadie se imagina, es decir, lacrisis como sinónimo de pesimismo en grado sumo; lacrisis va a provocar una hambruna planetaria que va a llevarnos a la desaparición de la especie humana, es decir, lacrisis como profecía nostra  damus.

He tenido la suerte de escuchar a viva voz, de fuentes emisoras diferentes, la riqueza de todos los anteriores sinónimos, probablemente con el mismo asombro en ocasiones que han podido escucharlo ustedes.  Y he de decir, o escribir mejor escrito, que, en mi opinión:

  • Respecto al ysi, algunos políticos, y aún pocos son demasiados, deben saber que no somos tan simples como para empatizar con el:  y tú peor, y clamo ( o clamamos si compartes) a grito pelaó, escuchar unas propuestas políticas dignas del cargo que ostentan: constructivas, serenas, argumentadas y respetuosas, que nos permitan vislumbrar un gobierno y una oposición competentes, mostrando la generosidad de miras y la cintura política que requiere la sociedad y exige el momento presente.
  • Por lo que respecta al nuevo vocablo: fasetres, estaría bien que la prudencia de esta fase fuera la misma de la primera: la de la concienciación de los primeros días de confinamiento, para evitar bajar la guardia hasta que la ciencia nos invite a asistir al tanatorio con el coronavirus como protagonista del sepelio.
  • Respecto a elcovid, reitero lo que ya he comentado en algún que otro Pienso que… y es la importancia de, una vez superada esta pandemia, conocer el origen que la ha provocado, no solo para exigir las responsabilidades que correspondan, sino para evitar que pueda volver a producirse. Pero lo sabremos si la fórmula: país donde se ha originado + protagonismo geopolítico que ocupa + habilidad en el manejo de las redes es < al impacto económico internacional y político provocado. Y se preguntarán: ¿ y no citas las víctimas, que es lo más importante y son los más perjudicados? Sí, sí, yo también me lo pregunto.
  • Y ya en la última: lacrisis, vuelvo a lo que he dejado escrito en otra ocasión: la importancia de los comentarios alados, de las bolas de sensaciones de grises, en el fondo de intentar ser algo camaleónicos para poder vender bastante humo de una débil llama, porque o nos ponemos todos un mucho en plan optimistas, o si no paramos de repetir que la crisis que viene nos va a llevar a todos por delante, o sintagmas similares, no estaremos más que llevando el enfermo de planta a la UCI. Así que ponte en modo teletubbie aunque las circunstancias no sean de pradera florecida, consume si tienes capacidad de hacerlo por el bien de todos, olvídate de ahorrar dejándote llevar por el pánico del  por si…y por si, porque de aquí te vas a llevar lo bailaó y poco más, y hagamos entre todos que la rueda de la economía coja velocidad, sin dejar a nadie atrás, cuanto antes.

Toca ser optimista, aunque ello nos lleve a pisar la línea que separa la verdad del reflejo que la niega; toca ofrecer ayuda al que intuyes que la necesita sin esperar a que pique a tu puerta cabizbajo; toca confiar en ti, en tus capacidades, en tu experiencia,  en tus ganas de tirar adelante, en todo aquello que puedes aportar a esta sociedad; toca hacer tres, cuatro o cuarenta y tres campañas solidarias navideñas para recaudar fondos aunque sea en pleno en pleno solsticio vernal, y toca, y me alegra saber que se está haciendo, inyectar dinero a mansalva demostrando que hemos reaccionado más rápido que durante la crisis del 2008.

Toca en definitiva ver la botella del todo llena, porque aunque no esté hasta arriba de agua, nadie debería animarse a vaciar el aire que ocupa el resto de ella.

Por cierto, y con todo el respeto a la civilización Maya, lo del fin del mundo para este 21 de junio, en fin que… lo dejo para otro Pienso que… del 22 en adelante.

 

¿ Y tú, qué piensas?

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies