Escritor

Sígueme en las redes sociales

Pico Lógica Mente

Pienso que…me ha costado entender el eufemismo de lo que en un primer momento califique de error de escritura, debido a las prisas y tal vez al enojo del momento. Pero no fue así. Ya me parecía a mí, que era difícil que un diario deportivo de renombre escribiera la palabra: «psicológicamente» olvidando la «s».

Así que sí, reconozco que me ha costado pillarlo, pero ya puesto, me animo a arrastrar las palabras dejándome llevar del humor eufemístico de quien la ha creado.

Vamos a analizar la palabra: picológicamente, en las sílabas que la componen, para darle más jugo al juego. Y todo ello, claro está, sin perder el contexto en el que ha sido creada: el partido de ayer de la Champions League del equipo masculino azulgrana.

PICO

Ahora que se va a construir un nuevo Nou Camp, no estaría de más hacer unas copias de las llaves del gimnasio para dárselas al entrenador ( no me atrevo a escribir el nombre de ninguno por respeto al club y a la salud del de ahora) y a los jugadores, además de pedir a alguien de mantenimiento que haga el favor de quitar el cartel de prohibido entrar y la señal de riesgo de explosivos de la puerta del mismo.

Seguramente no se trata de ir al extremo de tener a once culturistas sobre el terreno de juego, pero viendo lo que hay, preferiría un equipo de once Adamas cantando la Haca al unísono con ojos endemoniados, antes de iniciar un nuevo partido de tiki kaki o taki tuki o algo así como diría nuestro héroe de Wembley. Al menos el Previo tiempo, si existe, lo ganaríamos por goleada. Y también, probablemente llegaríamos al fin del Segundo tiempo con la portería a cero ( tal vez las dos, pero bueno) ¿Cuántos no  firmaríamos haberla dejado así contra el Madrid, el Inter, el Bayer, el….?

Madre mía, la historia amenaza con convertirse en interminable.

Así que claro que pico. Mucho pico y pala y a diario, es lo que se ha de instalar en la cultura del club, hasta dotar a los jugadores de una fortaleza física similar a la de los que nos meten un baño tras otro, cada vez que cruzamos la frontera.

LÓGICA

Recuerdo que un directivo, del que aprendí mucho en mi carrera profesional previa, me respondió una vez que si quería conseguir un quince por ciento de progresión en mi área de negocio ( eran otros tiempos y en una multinacional que iba disparada como un cohete) tenía que animar a mi equipo de colaboradores para alcanzar un veinticinco por ciento anual de crecimiento.

— ¡ Diez puntos más!, respondí con los ojos un metro fuera del cuerpo.

— Claro — reiteró él, pausadamente, como experimentado senior —. Solo así conseguirás el quince que buscas. Y cuando lo consigas, no te olvides de dos cosas: celebrarlo por todo lo alto y no nombrar el veinticinco en el balance de fin de año. Como si esa cifra no la hubieras pronunciado nunca, vamos.

Así que, tirando del hilo, pienso que si la directiva del Fútbol Club Barcelona presupuesta llegar a cuartos de la Champions, el mensaje al staff técnico no es otro que:

— Chicos, la Europa League es cojonuda.

Y habrá quien diga:

— Pero hemos de hacer un presupuesto pisando de pies en el suelo, por respeto a los socios.

— ¡Y una mierda! Los socios quieren vivir engañados el máximo tiempo posible. ¡ Que hablamos de fútbol, diversión, entretenimiento…! En el fondo de cosas bastante inútiles siendo sinceros, señorías, cuya mayor utilidad es la de  hacernos la vida algo más placentera, o la de escondernos los problemas serios del día a día aunque sea en franjas de noventa minutos. ¡ A ver si se enteran!

Tu, Señor Presidente, presupuestas quedar primero en la Champions, que para eso has fichado a grandes jugadores, que lo son, con no sé cuantas palancas de la chistera, y si hace falta, para no disparar el beneficio ( manda huevos escribir la palabreja en la situación actual) presupuestas el coste de un Jet privado a cada jugador, por ganarla.

¡Y cuentas cuadradas, leñe!

Reitero: ¡que hablamos de fútbol, de ilusión, de sueños, y de un montón de mentiras intentando hacernos la vida un poco más alegre, cenizos!

Pero al menos así, das a entender a los socios que va a por todas, mostrando la máxima ilusión desde los de arriba hasta los que salen al campo, convencidos de no poder hacer despertar a tantas miles de almas del sueño de ganarla, verdaderamente.

Así que señores directivos del F.C. Barcelona, ¡felicidades, ya tienen ustedes la mediocridad que merece su excesiva cautela!

MENTE

Necesitamos un psicólogo deportivo de primerísimo nivel cuanto antes. El entrenador actual da la impresión de venirse abajo en ciertos momentos, y lo entiendo, porque como jugador vivió en un mundo de éxitos, del que colaboró el primero, y siente demasiado los colores para no sufrir como el que más, siendo el máximo responsable, al ver tan de cerca las carencias europeas que nos sonrojan.

Pero no solo eso, además necesitamos mentalizar a todos los que trabajan por y para el club, que el Barça necesita ser más que un club. Que la ciudad de Barcelona necesita un Barça que sea atractivo para que haya colas de personas queriendo entrar en sus museos, y aprovechen para visitar la Casa Batlló. Tal vez de aquí unos siglos la visita complementaria sea el museo, pero ahora mismo es lo que pide la mayoría de la sociedad. Fútbol, fúmbol y fúrbor.

El Barça necesita estar arriba de todo para poder hablar de una Super Liga sin que los potenciales clubs restantes se partan de risa al querer formar parte de la cuadrilla de vaqueros.

El Barça necesita estar arriba de todo porqué el Madrid y el Atlético y el Girona lo necesitan como agua de mayo. De lo contrario, la Liga española no será atractiva para el mercado oriental que paga  las copas ( también la de la Champions, claro).

Y todo eso se ha de meter en la mente de los jugadores día tras día sin descanso, o la frase:  el Barça es más que un club, tendrá el mismo valor que oír hablar a Trump del cambio climático o a los que afirman que la Tierra es plana, como las estrategias culés a balón parado.

Y… a pesar de todo, aún podemos ganar la Champions ( con el femenino, claro) y la Copa del Rey con el Girona, con un poco de suerte.

¿Y tú, qué piensas?

CompARTE ESTE ARTÍCULO

Libros digitales Ebooks

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies